Desafios de la Maternidad

madre e hijo

Que significa maternar a un niño Significa dar prioridad a las necesidades basicas de la criatura por sobre las propias , por que nos resulta tan dificil, porque cuando nosotras hemos sido niñas, nos hemos sido colmadas en la medida de nuestras expectativas.
Hoy que hemos devenido adultas en parte anhelamos autosatisfacernos, nutrirnos y cuidarnos para compensar aquel  vacio original, asi se establece una lucha entre el deseo del niño real y el deseo de la niña que habita en nuestro interior.

Desafios de la Maternidad

Resulta que ese sera el principal desafio el de reconocer la infancia real que hemos experimentado Especialmente la distancia que hay entre aquello que nos acontecio el nivel de desamparo soledad, violencia, engaños, castigos o incomprension al que hemos estado sometidas y aquello que creemos recordar .
Sino tenemos un panorama claro sobre las experiencias de nuestra niñez, dificilmente podamos comprender aquello que el niño reclama hoy, sirve evocar la propia infancia cuando tenemos hijos mas que nunca , porque no podremos comprende, percibir ni compadecer a un hijo si antes no hemos retomado el contacto intimo con la niña que hemos sido.

Nuevos tiempos Nuevas madres Nuevos hijos

Pero si madres y padres somos distintos, bastantes distintos a las generaciones que nos precedieron los hijos no se quedan atras y tambien en su version 3.0 presentan caracteristicas que hacen de la crianza un desafio mayor Por que? Porque discuten argumentan, se oponen reclaman y exigen explicaciones como nunca antes. Aquello de Esto es asi porque lo digo yo  yo no basta para dar por cerrada una discusion.

madre e hijo1

Hoy los chicos se plantan frente a los grandes y no suelen suscribir al cuando los adultos hablan los chicos se callan esperan algo mas parecido a una justificacion El punto es que terminado el estilo autoritario con el que fueron criadas generaciones enteras hoy la sensacion mas frecuente es la de desconcierto y desconfianza.

Desconcierto sobre que es lo mejor que hacer frente a cada situacion “No estare siendo demasiado estricta No estare siendo demasiado blanda, “nos preguntamos a razon de mil veces por dia , y desconfianza o desconocimiento de nuestra voz interior. Esto es  esa suerte de guia personal que alguna vez antes de los libros de puericultura y los canales de television integramente dedicados a los pequeños y su circunstancia oficiaba de barometro confiable. Una  madre con solo oir llorar a su bebe sabia que debia alzarlo, besarlo, hacerlo sentir bienvenido y a salvo. Buscamos antes que en nuestro corazon, en el libro porque lloran los bebes hemos perdido esa confianza.

Y talvez ya vaya siendo hora de retomar algo de todo aquello, sobre todo porque a menudo detras de un chico que “se porta mal ” o hace cosas que no nos agradan hay un adulto que no fue ni honesto ni claro. Ni con el niño, ni con el mismo.